domingo, 28 de abril de 2013

MARÍA TERESA CAMPOS "La Campos"

Buscando a Wally... Arriba derecha camisa azul 
Trabajé con La Campos durante casi toda su época dorada en Telecinco y en los últimos años de reinado matutino en Antena 3. Por aquel entonces yo era un chico de provincias con ambición y muchos sueños por cumplir. Después de un casting (los odio a muerte, son horrorosos) tuve la suerte de que ella se fijara en mi y me eligiera para formar parte de su equipo. Si en aquellos años La Campos me hubiese pedido hacer doble pirueta con tirabuzón lo hubiese hecho sin preguntar. Fueron unos años que nunca olvidaré, pero esto, es tema para otro futuro post más personal.

Ahora que le acaban de entregar el premio IRIS a toda su trayectoria, he oído en varios foros que -"La Campos debería retirarse"- No es que no quiera quitar la razón a los que así opinan pero quiero decirles que en condiciones normales, quizás ella también se hubiese ido hace tiempo. El problema es que La Campos no puede, le es totalmente imposible. Para La Campos, la televisión es su casa, en ella está su vida, sus recuerdos, su familia, sus amigos y sus enemigos. Y no podemos ni debemos desahuciarla. Ella ha estado más tiempo en un plató de televisión que en el salón de su casa. Ella ha pagado puntualmente año tras año, a lo largo de toda su vida, el alto precio de la hipoteca de las audiencias televisivas. Esto le ha supuesto, llevar a cabo muchos sacrificios personales, renunciar a gran parte de su vida íntima y privada, para seguir viviendo lo que más ama, su profesión, la televisión. Es más, me atrevo a decir que el día que apartemos a La Campos de la televisión le quitaremos su vida. 

Mi primer programa con La Campos, dirigía; "Buenas tardes con Nuria Roca"
En aquellos años en los que trabajé para ella, a María Teresa se le conocía como "la mamá Campos" porque ella siempre llevaba a su equipo a todos los programas, era requisito imprescindible en cualquier negociación. El momento más duro sin duda fue cuando tuvo que ceder el trono de la mañanas y entre otras cosas, perder a buena parte de nosotros.
Durante el tiempo que estuve con ella comprobé como era la presentadora a la que le "sobraba" la documentación del guión del día, que tan bien preparaba Angie, la documentalista del programa. Ella se leía todos los periódicos, escuchaba todos los programas de radio y veía la tele, antes de la primera reunión de la mañana.
A La Campos le bastaba un repaso en vertical del guión de la sección "El pisito", para memorizarlo e interpretarlo con el gran Paco Valladares o Rocío Carrasco. Por cierto, buena gente, Rocío, muy buena gente. 
Hay que otorgarle entre otros méritos, ser la primera presentadora en atreverse a poner una tertulia política en las mañanas de la televisión. Fórmula que ahora siguen a todas horas todos los canales.
Podría seguir pero a modo de resumen diré que con lo que me quedé  entonces de María Teresa Campos es con me quedaré siempre; La Campos, la comunicadora que mejor se enfrentaba a un directo. 

 

A modo de anécdota diré que siempre que se terminaba o empezaba una etapa laboral en una cadena de televisión La Campos le cantaba y dedicaba el bolero "Como han pasado los años" a la audiencia. Era un guiño simpático y sentimental en el que ella agradecía la fidelidad de sus seguidores.  


"... Cómo han pasado los años, 
las vueltas que da la vida, 
nuestro amor siguió creciendo, 
y con él, nos fue envolviendo, 
habrán pasado los años, 
pero el tiempo no ha podido 
hacer que pase lo nuestro."

No hay comentarios:

Publicar un comentario