jueves, 7 de junio de 2012

MI PRIMERA VEZ

Ojala tenga tiempo suficiente para dedicarlo a este viaje que hoy inicio. Pero tiempo es precisamente lo que no tengo ... ni yo, ni tampoco tú,  que te estás molestando en leer estas letras. Empleamos  buena parte de nuestra vida en  malgastar nuestro tiempo pensando que es inagotable ... pero amig@ mío  esto se acaba tiene un fin y puede ser ahora,  mañana o quién sabe ...  quizás dentro de 20 años ...

Tiene narices que una fuerte gripe que me tiene encerrado en casa me haya permitido dedicar tiempo a mi y mis cosas, como por ejemplo explorar el mundo del blogger ... ¿Tan mal estoy  invirtiendo mi tiempo, mi vida? ¡Bendita gripe!

Recuerdo cuando era un adolescente que me encantaba soñar, ahora hace tiempo que no recuerdo cual ha sido mi último sueño... La mierda del dinero no me deja dormir, me tiene cogido por la pelotas y ya sólo tengo pesadillas ...  ¡maldita lacra ,el dinero! .

Está todo tan mal planteado que empleamos nuestro tiempo de vida en trabajar o en buscar trabajo, en busca dinero,  pero no en vivir. Hemos hecho de la vida una frustración. Nos la habían vendido como algo maravilloso y hemos descubierto que es un cúmulo de frustraciones. Una tras otra, golpe tras golpe,...

Buscamos la estabilidad eterna y cuando descubrimos que es temporal, pasajera ya es demasiado tarde y es cuando empezamos a valorar todo lo que hemos perdido en el camino.  Y mira que nos lo dicen veces; "disfruta el ahora del hoy"  pero pensamos que  nuestro caso será diferente ...¿diferente? ¿segur@? ¡ ja ja ja ! ¿En que te diferencias de tu vecino? o ¿de tus padres? o ¿ de tus amigos? ... te sientes especial, distinto ... olvídate eres uno de los nuestros, eres uno más, eres más de lo mismo.  Generación tras generación se repiten los clichés, hacemos los mismo que hicieron ell@s. Y lo mismo harán las generaciones venideras.

No somos libres nuestro amo es el dinero, lo hicieron así y así lo hemos heredado. Somos esclavos. Y sólo nos quedan  rincones, momentos, minutos,..., instantes que debemos valorar como si fuesen toda nuestra vida.

No soy especial pero estoy aprendiendo a  valorar mis momentos, mis instantes; una copa de vino, una sobremesa, un abrazo, una buena noticia,.... incluso una gripe.

Y hasta aquí mi primera entrada ... al fin y al cabo sólo es una primera vez.



No hay comentarios:

Publicar un comentario