miércoles, 7 de noviembre de 2012

FORMACIÓN: LA PRE-PRESENTACIÓN, Preparemos tu presentación.

Si has leído los anteriores post ya habrás descubierto lo que tienes, para ser un buen comunicador (la regla del 2x2). También hablábamos de lo esencial que necesita tener todo buen comunicador; pasión y entusiasmo. Y algo que no hay que olvidar nunca es que EL COMUNICADOR SE HACE.
En este post vamos a avanzar un poco más y nos centraremos en la preparación de la presentación, conferencia, charla, ponencia,…

1º LAS MIL Y UNA PREGUNTAS.
¿Ya tienes claro que es lo que te ha tocado hacer? ¿Conoces el significado de tu intervención y de lo que implica? ¿Habrá preguntas de la audiencia? ¿Donde será? ¿Cuánto público se estima que pueda haber? ¿Cómo es el público? ¿Por qué acuden a verte y oírte? ¿Cómo es el escenario? ¿Habrá micrófono? ¿Será inalámbrico? … y así hasta 1.0001 preguntas. Porque este es el número, nunca inferior, de cuestiones que inunda tu cabeza desde el preciso instante que sabes que tienes que enfrentarte a un público.
Prepara una lista con tus 1.001 preguntas, nunca menos. Trata de que en esas cuestiones estén reflejadas todas tus dudas. Aunque parezcan absurdas, ponlas. No des nada por hecho. Formula tu propio cuestionario al completo. Lo que a mí me puede parecer absurdo preguntar, para ti puede ser imprescindible. No olvides que quién se la juega eres tú y que cuando empieces tu intervención te enfrentarás tú sólo a tu público y no vale aquello de “es que yo no sabía que…”
Mi consejo es que si eres novato, debes apuntarlas en un folio con un bolígrafo rojo y las respuestas con bolígrafo azul. Recuerda como lo hacías, cuando eras pequeño y te enfrentabas a tus primeros exámenes o controles. Ahora es lo mismo y debes responder a todo el cuestionario de la misma manera. Con el añadido de que tu obligación es sacar matrícula o sobresaliente, porque eres tú el que formula las preguntas y necesita las respuestas.
A medida que vayas cogiendo experiencia, tus 1.001 preguntas las llevarás memorizadas y no te hará falta apuntarlas.
Te tengo que dar una mala noticia; a pesar de haber encontrado tus 1001 respuestas. Un alto porcentaje son falsas, erróneas o no obtendrás respuesta. Tú lo hiciste bien, apuntaste lo que te dijeron y prometieron, pero siempre falla algo, alguien o no te dijeron toda la verdad. Cuenta con ello, ten un plan B y no pasará absolutamente nada.

2º INFORMAR Y ENTRETENER A LA AUDIENCIA.
Una vez que tenemos resuelto, en la medida de lo posible, aquello que depende de otros, vayamos a la preparación de lo que depende directa y exclusivamente de nosotros: Lo que queremos contar.
Sea cual sea tu intervención; conferencia, charla, ponencia, rueda de prensa, declaraciones a cámara, presentación de proyecto,… lo que sea, es muy importante que a partir de ahora empieces a pensar en lo mismo que piensa un presentador en televisión; en su audiencia. La continuidad de su trabajo depende exclusivamente de los telespectadores que le sigue. Si no le gusta a la audiencia se queda sin programa, osea sin trabajo. Si tu intervención no seduce a tu público, a tu audiencia, no conseguirás tus metas. Presta atención, porque esto es muy importante; para gustar al público hay que informar pero también hay que intentar entretenerlo, seducirlo y enguancharlo. Es imprescindible que memorices esta norma; Es tan importante la información como la manera de transmitirla.
Llegados a este punto tu trabajo debe consistir en recopilar documentación, seleccionar ideas, elaborar tu texto, estudiarlo, escenificarlo, ensayarlo, ensayarlo y ensayarlo. A la hora de la elaboración de tu texto es en donde realmente debes invertir tu esfuerzo, tiendo claro la norma anterior; informar, entreteniendo.
Para informar; Sintetiza ideas y describe tu objetivo final
En una intervención no puedes ser una fuente que emana datos y cifras constantemente. La audiencia se perderá entre tanta información. Sintetiza las ideas básicas y repítelas. El número de ideas depende del tiempo disponible. Por norma; -Para explicar 1 idea necesitas 15 minutos.-

En cuanto al objetivo de la intervención, debes escribir en una frase que es lo que pretendes conseguir con tu intervención. Por ejemplo mi objetivo con este post es; “Enseñar cómo preparar una intervención cara al público.”


Para entretener; La curva de atención.
El hecho de hacer una intervención entretenida, no significa que debas interpretar un monologo del humor. Ni mucho menos. No sólo nos entretienen los chistes. Me gustaría que prestes atención a la gráfica de la foto, es la curva de la atención, en donde encontrarás estos tres puntos; Principio, desarrollo, final.

El principio debe de ser algo explosivo. Sé original e imaginativo, debes llamar la atención. Debes captar la concentración. Debes de centrar todo el interés en ti. Hace unos días me invitaron a presentar una entrega de premios en un certamen de pintura. Comencé cantando “El Río de Miguel Ríos” y en cuestión de dos minutos todo el aforo cantaba conmigo. Ya eran míos ahora sólo quedaba empezar con la información del certamen. Resultó muy divertido. Conoces tus posibilidades prepara ese principio con imaginación y acorde al evento.

El desarrollo, lo debes de sembrar de guiños, gestos y complicidades con tu público. Algo sencillo pero que sirva para encauzar a los despistados o también para liberar un capítulo denso de tu intervención.

El final, es la síntesis de toda tu intervención y debes de guardar un as debajo de la manga, para sorprender a tus espectadores y dejarles con una muy buena impresión. Es lo último que se llevarán y que les ayudará a no olvidar lo anterior.

Por último quiero que sepas que a pesar de que tengas las mil y una respuestas, aun después de realizar un extraordinario trabajo preparatorio para poder informar y entretener a la audiencia, no es suficiente. Los nervios, la adrenalina, un público hostil, un mal día,… pueden arruinar un gran trabajo. Pero eso lo superaremos en siguientes posts.

No hay comentarios:

Publicar un comentario